21 de septiembre de 2006

Te echo de menos.

Dicen que una persona no muere del todo mientras perviva su recuerdo en aquellos a quienes tuvo cerca y quiso.
La verdad es que.. no se si lo dicen, lo digo yo, lo he visto en alguna película ó lo he leído, pero en cualquier caso, me gustaría creer que fuera así.

Quiero pensar que nos mandan pequeñas señales ó gestos para que sepamos que no estamos tan solos, y que, aún en la distancia, nos cuidan y protegen.

Ayer me pasó una cosa curiosa. Supongo que todo fue creación de mi propio subconsciente y de las ganas que tenía de esperar que fuera así en realidad.

Hubiera jurado en silencio que era él. Que estaba allí. Que estaba vivo. Que había vuelto.

Es curioso como los genes se juntan en una persona, recordándote las caracerísticas de otra.
Comprobar como los ojos que un día te miraban, están ahora en otra cara, que aquella boca que te explicaba el funcionamiento de algo, apenas si te dirige ahora la palabra, ó incluso aquella nariz de la que un día tiraste, no está al alcance de tus manos esta vez.
Recordar sus gestos en los gestos de otra persona, y querer creer que sigue vivo. Aunque, tan solo vivo en el recuerdo, vivo en mi subconsciente y mi memoria.

Fue... una broma macabra de la vida.

Y únicamente, para darme cuenta de lo que ya se: Te echo de menos.

3 comentarios:

almena dijo...

Sí.
Creo que vivimos mientras permanecemos en el recuerdo de alguien que nos quiere.

Un beso!

pingus dijo...

eso es perousca. La buena gente sigue viva gracias a los buenos recuerdos que ha dejado en los demas. Ademas personalmente creo que hay algo mas, otro mundo paralelo o espiritual que quizas en alguna ocasión puede entrecruzarse con el nuestro.

Perovsquita dijo...

ojala!

Me gustaría volverlo a ver.