13 de septiembre de 2006

Diario de una casa


Ya os conté que me embarcaba en la aventura de comprarme una casa, y todo lo que conlleva.

Pues bien... desde que tengo mi casa nueva, mis temas de conversación se han limitado mucho, tanto con el resto de la gente como con mi chico.
Hemos cambiado temas relativos a salir de copas, música, ropa, vacaciones.... por IKEA, muebles, tipos de muebles, colchones, tipos de colchones, IKEA otra vez, cortinas, alfombras, IKEA...

Hace algún tiempo os conté que iba ó había comprado un frigorífico. En que hora compramos el susodicho frigorífico.
En menos de un mes, que es lo que ha estado el aparato en mi casa, ya ha ido el técnico tres veces por mi casa, y finalmente nos hemos puesto serios y hemos solicitado que se lo lleven.
Os voy a contar un par de anécdotas que me han surgido con esto, poque otra cosa no, pero tema de conversación... me está dando... y por un tubo.

Pues bien, una de las veces que me ha llamado el técnico, me dice: "Hola, era para saber si hay alguien en casa ahora, para pasar a mirar el frigorífico, porque tengo un rato esta mañana, y como aquí pone tarde".
Os escribo a continuación lo que pensé, pero no le dije al buen señor: Pues si pone TARDE, será porque por la mañana no hay nadie. Que la gente, al igual que usted, tambien TRABAJA. ¿o es que se piensa que el frigorífico me lo regala el señor de la tienda por haber dicho cortesmente "Buenos días"?
Me quedé con unas ganas de decírselo.... pero me limité a decirle que estaba trabajando... ¿Os parece lógico?
Bueno, pues siguiendo con la lógica esta que emplean en los servicios técnicos, os contaré la otra anécdota, que tambien se las trae.

El día que compramos el frigo, nos pidieron un teléfono de contacto y otro, por si acaso el primero no estuviera operativo. Pues bien, el primero era el mío (601) y el segundo el de mi chico (602). Se entiende (ó al menos yo lo entiendo así), que el primero es al que hay que llamar en primer lugar ¿no?
PUES NO!
Siempre llaman a mi chico, quien les redirecciona hasta mi número.

En una de estas veces que he tenido que llamar al servicio técnico... exactamente cuando llamé para solicitar que fueran por la TARDE... bueno, mejor os transcribo la conversación:
Ella- ¿a que número avisamos?
Yo- Al 601...
Ella- Vale y ¿otro número por si acaso?
Yo- el que tendrás escrito ahi 602....
Ella- Vale, entonces apunto aquí llamar al segundo.
Colgué el teléfono y permanecí con la duda de que teléfono iba a tener al final la suerte de recibir la llamada.

Pues bien... hoy de nuevo me ha llamado una señora muy atenta de la fábrica, y de nuevo han llamado al 602....
¿Pero a esta gente como "cojones" hay que decirle las cosas?

Vamos... que ya podemos disfrutar del frigorífico, porque con la guerra que está dando...
Dan ganas de hacer como los primitivos y meter la comida en un agujero profundo en el suelo ó en una cueva, que seguro que ahi, no se necesita avisar a ningún servicio técnico.

Me da miedo, porque hasta ahora solo hemos comprado una puñetera nevera. No me quiero ni imaginar que puede ocurrir cuando tengamos todos los demás utensilios eléctricos que suelen habitar una casa.
Tendré que aprender a cocinar para mucha gente, porque si siguen así las cosas,lo mismo tengo que hacer un ágape para todos los técnicos que me visiten....
Pufff! Que desastre....

3 comentarios:

isterica dijo...

Espero qeu el frigo no os lo compreis en IKEA jijijiji! El primer día que entré allí, aluciné en colores!

pingus dijo...

Ikea me ha decepcionado bte, no por la relación calidad/precio ni por la variada oferta de cosas que hay de cada tipo sino por su falta de previsión. Me explico, fuimos un dia a ikea de ss.reyes, dia que cerraba el ikea de alcorcón (tb conocido como alcobronx) lo que llevo al "desastre", miramos muchas cosas, apuntamos para llevarnos unas cuantas y cuando fuimos a por ellas al almacen no quedaba na de na, en fin sera que como son los mas ricos del mundo no les hace falta vender mas.

Perovsquita dijo...

La verdad es que yo prefiero un trato mas personal,claro que eso implica tambien un encarecimiento del producto.
Pero hay veces que el consejo de un profesional... te puede ayudar, y como en IKEA no hay... nadie...