24 de febrero de 2006

Los MONSTRUOS del asfalto...

Llevaba con tiempo y con ganas de escribir algo referente a este tipo de gente, con la que de un tiempo a esta parte, cada vez es mas fácil encontrarnos en nuestras carreteras.

Se les reconoce porque además de ir a velocidades comparables a la del sonido (en m/s, claro está), suelen llevar luces antiniebla, aunque haya 30 grados centígrados de temperatura y un sol espléndido en el horizonte.

No se quitan nunca del carril izquierdo, ni en una autovía, ni en una carretera convencional, y van arrasando por cualquier punto por el que pasen.

Olvidaba que suelen llevar la música lo suficientemente alta para no oir los posibles pitidos del resto de los conductores y las alarmas de las ambulancias. Así.. ellos les van abriendo paso a las ambulancias, a falta de un buen coche de policía.

No suelen tener paciencia hacia los conductores nóveles, o conductores con algo menos de prisa.

Una mínima parte de estos engendros, suelen llevar coches grandes, tales como Mercedes, Audisss y Bemeuves, y por ese pequeño detalle, se creen con mas derechos a la hora de adelantar sitios en un atasco y demás situaciones automovilísticas.

Ah! Falta un breve inciso hacia los camioneros. Hasta hace algún tiempo, yo tenía la idea de que los camioneros eran gente amable en carretera, te indicaban cuando los podías adelantar, ayudaban a los que el coche les había dejado tirado...
Pero... tanto adelantarles, ha producido su fruto y es que ahora mismo los camiones han impuesto su ley: La del mas fuerte, y al menos yo, procuro tener cuidado cuando les adelanto y me cruzo con alguno en mi camino.

Otro recordatorio debería de hacerse de los taxistas. Al igual que con el grupo anterior, se les tenía por gente que conducía muy bien, muy cívicos en la conducción por ciudad, pero... me temo que se ha insertado en este sector alguno de esos raros que comentaba al principio del post, y se está degenerando un poco la profesión, por unos pocos (como ocurría con el cesto de manzanas...)

Y.. por el momento, y para terminar, únicamente añadir, como dice Ricky López en alguna canción: "Cibeles, cibeles no conduzcas".
Esto último, por tí, por mí y por tus compañeros (que ese día pueden encontrarse por la carretera).

Muchas gracias

3 comentarios:

jaivan dijo...

Para mí los peores son los que no dan el intermitente para nada y encima están venga a cambiarse de carril.

Pekadito dijo...

Soy un macarra, soy un hortera, voy a toda ostia por la carretera...

pingus dijo...

Los mas horrtibles son los "chupaculos": dícese de aquel conductor que te agobia y estresa situándose de forma repentina y continuada a 1 mm de la parte trasera de tu automovil con el objetivo de forzar que le dejes pasar sin importarle que esten los dos carriles llenos, vayas a 130, etc. Estos sujetos suelen residir en Madrid, León, Asturias y La Coruña.