13 de marzo de 2006

PARANOIAS...

Hoy... hoy me apetece hablar de paranoias.

Seguramente muchos no lo entiendan, quizás debido a su falta de imaginación lo que permitanme decirlo, yo no me culpo y solo puedo sentir lástima. Pero no quiero entrar a discutir otro tema, y paso a contar algunas de las paranoias que se me ocurren y que le ocurrió a algún amigo mío, que me contó, que no fuí yo.. ya saben, esas cosas.

Lo que estaría realmente bien, es que colaborarais con vuestras paranoias. Recordad que tambien llamaban loco a Leonardo por diseñar un artilugio para volar, y ya se ha llegado a la luna...

Así que... paranoias, cámara y acción!!

1- Sentada en la sala de espera de un hospital, aburrida, detalle importante, apareció un señor calvo calvo, sin apenas vello facial, y de tanto aburrimiento que se mascaba en el ambiente, al mirarlo, me pareció estar viendo una auténtica calavera que se movía y todo.
Cierto es, que esta paranoia deja entrever un mundo un poco morboso, pero os puedo asegurar que una vez entrado en el mundo, empezé a comprobar como movía sus mandíbulas, sus cuencas de los ojos.... como si de una película de piratas con fantasmas se tratara, o incluso en busca del vellocino de oro...

2- En cierta ocasión me encontré con una conocido que tiene los ojos azules azules, casi casi transparentes. Despues de un rato de estar hablando con él, sobre cosas aparentes de interés, empezé a sentir miedo. Sus ojos no parecían ser humanos y la angustia ante no saber con quien o que cosa estaba hablando hizo que acelerara el término de la conversación, para huir del ser perverso que se encontraba dentro de mi amigo y que parecía estar aflorando...

3- (No hay 2 sin 3). Alguna vez estando hablando con alguien, cuyos gestos o cuyos caracteres pudieran parecerse a los de otra persona, al final, hacen dudar de la realidad de la persona con la que estoy hablando. Quizás una parte intrínseca de nosotros pulula de forma ambigua por aquellos rasgos de otras personas que son más intrínsecamente parecidos a nosotros, como si un proceso de teletransporte se tratase....


Logicamente, todas estas paranoias son tramas para futuros libros que quizás algún día esté tentada a escribir, pero por el momento quedan en paranoias y en paranoias seguirán.

Espero que os gusten y colaboreis con las vuestras.

5 comentarios:

jaivan dijo...

Hola, hola, soy una paranoia,...

Perovsquita dijo...

¿nunca se os ha ido la pinza tanto que os habeis asustado?

Pekadito dijo...

En ocasiones veo arrays

Pekadito dijo...

No, en serio, yo a veces hago tanto el payaso al cabo del día, que dejo de controlar la situación y me doy miedo, incluso llego a no soportarme a mi misma.

jaivan dijo...

¿Nunca os ha dado la impresión de que la gente te podía leer el pensamiento y sabía lo que estabas pensando y tu no te enterabas de la fiesta y te empiezas a poner nervioso e intentas borrar tu mente o leer la del otro y no lo consigues,....?