16 de marzo de 2006

ENVIDIAS con queso, anchoa, salmón ahumado...

Si, quizás parezca una receta de cocina, pero... se trata de un tema quizás muy común, que ha sobrevivido a lo largo de los siglos desde que Caín mató a Abel.

De un tiempo a esta parte, y con la pérdida de muchos de los valores que en su día iban pasando de padres a hijos, la envidia ha tomado posición en nuestro quehacer diario.

La gente compara, y gusta de comparar consigo mismo para evaluarse a si mismos.

Se compara el trabajo, si es mejor o peor, si el sueldo es más o menos alto, la casa, si está cerca o lejos del centro, si tiene más o menos habitaciones, los amigos, si se tiene muchos o pocos, si se va mucho de vacaciones, si los destinos son cercanos o lejanos, si el coche tiene 90 caballos o solo 2 mulas al trote, si utiliza una 38 y se sacrifica sin comer, o si por contrario la pedorra usa una 38 y está todo el día hincando el diente, si tiene o no tiene pareja, si su pareja en caso de tenerla está buenísima o si por el contrario sólo tiene el rango de maja... y en función de la respuesta que se obtenga se produce un comportamiento u otro.

Si la suma de todas las notas, es mayor que la de la persona comparada, el envidiador, se enorgullece de lo bien que va su vida y lo feliz que es.

Si por el contrario, la nota es inferior respecto del sujeto que se compara, o bien trata de buscar más puntos para igualarlo, o bien, la segunda posibilidad y muy empleada por parte de envidiadores es la de hacerle la vida imposible a su objeto de envidia. En una palabra: joderle, en la medida de lo posible, pero eso si, sin causar placer.

Quizás una mota de envidia puede ser inherente al ser humano desde el momento que nace, pero si se traspapela su posición... tal vez sea necesario un psicólogo, no?

11 comentarios:

Pekadito dijo...

Sin embargo existen una serie de personas que sienten envidia hacia el resto de la humanidad y que tienen complejo de inferioridad. ¿Y como se manifiesta este síntoma? Exactamente con la reacción opuesta. Pisotean y menosprecian a todo ser a su alrededor para poder quedar ellos por encima y así autoconvencerse de que son seres superiores. Es su forma de autoreafirmarse.

Con mi más irónico cariño para quien le pudiera interesar.

jaivan dijo...

La culpa es de la sociedad, que te hace ser competitivo y mejor que el resto si quieres sobrevivir,...

La gente no se preocupa ya de su vida social como una forma de divertirse con los amigos,..sino que muchas veces quedas con los amigos para ver si ya se han comprado piso, tienen pareja, o ver que coche se han comprado para intentar superarlo,...es triste pero perovquita tiene razón.

¿Como acabará todo esto?. No lo sé, el tiempo nos lo dirá.

Por cierto, Perovsquita, ¿tu eres de las que estás buena o de las que entran en el rango de simpáticas?, je, je, mojate.

Perovsquita dijo...

Hay que aprender a ser feliz con lo que se tiene, valorando aquello de que se dispone, y disfrutando con las alegrías de los demás como si se tratasen de alegrías de uno mismo.
En la simplicidad se encuentra la felicidad.

Muuu dijo...

foto, foto!!! queremos foto!

Pekadito dijo...

Pues la Perovsquita ahora mismo parece que se encuentra en los cerros de Úbeda. Yo aunque no me incumbe y no era para mí la pregunta respondo que me encuentro en los dos grupos.... Si es que voy sobrada.

jaivan dijo...

Entonces, Pekadito, ¿se podría decir que eres la chica perfecta?.

Perovs, sigue sin mojarse ;-P

pingus dijo...

No te preocupes jaivan ya respondo yo por ella, perovsquita se encuenta en el grupo de las "buenrorras comprometidas"
Respecto al tema en cuestión totalmente de acuerdo con la buenorra y con jaivan, la sociedad ha impuesto valores materialistas, estos "nuevos valores" son cuantificables (gana tanto, su coche cuesta tanto, su piso vale tanto, su nabo mide tanto, ...) a diferencia de los "viejos valores" (es bueno, es honrado, es justo, es generoso ...)

jaivan dijo...

Je, je, pingus,...así me gusta, que te mojes y dejes las cosas claras, je, je,...

Perovsquita dijo...

Que no se note tanto que te he pagado para ponerme bien.... eh?

Anónimo dijo...

Envidia, envidia siente el que sufre,
envidia siente el que espera
viendo que la vida entera
no es más que desilusión.

Envidia, envidia siente el cobarde,
envidia siente el que muere,
el que mata y el que hiere,
porque no tendrá perdón.

Envidia, envidia amarga y traidora,
envidia que grita y llora;
la que causa más dolor
es la envidia por amor.

Yo he nacido bueno,
yo he nacido honrado,
mi cabeza altiva
nunca se ha doblado.

Para el compañero
fue mi brazo amigo
y estreché la mano
del que fue enemigo.

Nunca el triunfo de otro
me trajo una pena,
ni sentí amargura
por la dicha ajena;
y hoy, ante el espejo
cruel de mi pasado,
veo que cambiado
me tiene el rencor.

Envidia, envidia tengo en mi seno;
envidia del que a tu lado
es feliz por ser amado
mientras muerdo mi pasión.

Envidia de mis desvelos
envidia como el vencido,
porque jamás ha tenido
en la vida una ilusión.

Envidia, envidia que me condena
a vivir con esta pena,
porque no hay mayor dolor
que la envidia por amor.

Lucho dijo...

Hola a tod@s, Perovsquita me ha vuelto a dejar sin palabras.. como siempre tan acertada en sus reflexiones sobre las relaciones humanas. Yo no puedo mas que confirmar todo lo que decis y bueno la verdad que me entristece que sea asi.. y creo sinceramente que aun no hemos tocado fondo.. eso quizas sea lo peor.. no haber llegado a un limite a partir del cual evolucionemos hacia otros conceptos y valores mas humanos.

Y bueno la frase de Perovsquita de que en la simplicidad esta la felicidad... me ha encantado porque pienso que resume un poco toda esta question... cuanto mas nos complicamos la vida y nos liamos la manta a la cabeza mas infelices somos.. porque dejamos pasar las cosas mas sencillas que son las mas autenticas y en las que reside lo mejor de la vida.. madre mia que filosofico!!