27 de noviembre de 2006

Ilusiones

El mago apareció sobre el escenario, vestido impecablemente, con un traje de color oscuro, que adornaba con un pañuelo fucsia que sobresalía de su bolsillo, y que más tarde utilizaría en uno de sus trucos de magia.

Le encantaba su profesión. Le gustaba observar desde su posición las caras boquiabiertas del público, sus ojos titileantes llenos de asombro y sorpresa, y sobre todo, la efusividad de los aplausos que le profesaban, una vez había terminado la sesión.

Apoyó la chistera en una mesa auxiliar que había colocado para tal efecto, y... mientras se enguantaba, hacía gestos con sendas manos, inquiriendo la atención del público para el truco final.

Cogió el sombrero con ambas manos, ahora similares a las de un mimo, y haciendo un movimiento rápido y ágil, las introdujo en la chistera, para sacar acto seguido una pequeña bandada de palomas que cruzaron la habitación, saliendo por una claraboya que había en el techo.

A la vez que el público, extasiado miraba el vuelo de las pequeñas aves, el mago, con gran destreza, continuó sacando de su sombrero cadenas de flores de vivos colores que aumentaron el clamor de la sala.

En el momento en que los aplausos y las admiraciones llenaban el teatro, sobre la tarima del escenario comenzó a formase humo, ligero al principio para convertirse en una cortina densa, que se llevó consigo al mago, dejando tan solo la chistera reluciente en el suelo.


(Basado en la película "El ilusionista", que fui a ver ayer. Quien fuera niño, para ilusionarse ante la magia, sin buscar el porqué)

8 comentarios:

armandril dijo...

plas-plas-plas

Perovsquita dijo...

Bajo mi cabeza y agradezco muy sinceramente, los que espero que hayan sido unos aplausos..

Muchas gracias.

Que tengais una buena semana.

Acus dijo...

Desde aquí, Perovsquita, te voy a hacer un juego de magia.
Piensa un número.
Dilo en alto.
En serio, dilo en alto o las ondas sonoras no me podrán llegar.
Ahora, súmale cinco unidades.
Y te digo, que si le restas cinco unidades, te da el número que habías elegido... ¡a que sí!
Bueeeeeeno, vaaaaaaaale, seré más concreto.
Para empezar te diré que tu número aparece en los libros de matemáticas..., ¿voy bien? ¡perfecto!
No, no pongas cara de ¡puaff!, que ya verás como te lo acierto, eso sí, no dejes de pensar en tu número, que es el tres...

Perovsquita dijo...

Casi ,casi...

Has estado muy cerca, porque había pensado el cuatro.

Si sigues practicando, estoy segura que a la próxima, dirás el número exacto.

Saludos!

isterica dijo...

bieeennnn! Mi hermano ha hecho actuaciones alguna vez con cartas. Es alucinante ver como el pequeñajo de la familia hace magia.

pingus dijo...

el del número es:

1.piensa un número del 1 al 9
2.multiplicale por 9.
3.si te ha dado un número de dos cifras suma esas dos cifras (ej: 26=2+6 =8)
4. Restalé 5.
5. Piensa un país que empiece por la letra del orden de ese número (ej: 1=A, 2=B, 3=C , ...)
6. Y un animal que empieze por la segunda letra de ese país.

y tachán : "en DINAMARCA no hay IGUANAS"

alida dijo...

Me encanta los magos, no sabes cuanto disfruto, me salio mi yo niño
saludos

Lunarroja dijo...

¿Quién fuera niño? Sin más, dejémoslo ahí...