20 de noviembre de 2006

Buenos días!

La mañana despierta perezosa, tímida de mostrarse tal es. Vergonzosa de enseñarnos su esplendor.

La oscura noche se torna violeta, permitiéndose vislumbrar las sombras de las nubes corriendo en pos de la luna que ha abandonado la escena de acción.

El sol se despereza en la llanura, estirando cada uno de sus rayos, en su ejercicio diario.

Un poco más abajo, las briznas de hierba que aún quedan, se desperezan saludando las primeras gotas de luz que les llegan. Parecen nerviosas y angustiadas por el frío que pronto llegará.

El tren avanza con una marcha uniforme entre la sierra. Serpentea las montañas y cruza los cauces de pequeños riachuelos, aún sin agua, en espera de la lluvia otoñal.

El calor del tren, adormila los pasajeros. Algunos leen. Otros duermen. Pero todos sueñan que esta semana se cumplan sus deseos.

5 comentarios:

Lunarroja dijo...

Me has recordado al anuncio de la lotería de Navidad.
Ojalá se cumplan también todos sus sueños.

Perovsquita dijo...

Pues... ya que es ahora cuando se empieza a comprar la lotería de navidad... a ver si hay suerte y este año nos toca a todos!!!!

Acus dijo...

Con que me toque a mí un viaje en tren más estancia de unos días en la sierra, y pueda tener mañanas perezosas, y noches alumbradas por la luna, será suficiente para sentirme millonario (ahora bien, ganar la lotería facilita ese viaje, je). Besis.

pingus dijo...

Ojala que no nos toque a todos porque nuestro pais iria a la quiebra, 200 millones para cada españolito? y peor si se trata de la primitiva, acertariamos todos el pleno y nos darian 5 centimos de Euro, uff como que no. Yo me conformo con que la loteria me toque a mi y a unos pocos mas, los demas a trabajar.

Perovsquita dijo...

Así me gusta. Solidarizándote con el resto.

Y.. como dijo alguien a quien nunca le tocó la lotería: el trabajo es salud.

Esperemos que así sea, porque sino....