24 de agosto de 2006

SEÑORA, si no le importa... SEÑORITA.

Cuando era pequeña, en casa me enseñaron varias cosas que ahora... me temo he ido olvidando:
- No decir tacos, (lo siento, pero hay días que no puedo evitar soltar sapos y culebras por mi boca, pese a que sea de mal gusto, en según que casos),
- y tratar a las personas mayores de "usted". (Ahora mismo, solo lo empleo para con aquellas personas que son mayores y no tengo confianza. Si los conozco, los trato de "Tú", porque me parece que rejuvenece).

Y.. referente al tema de "usted", tengo que confesaros algo: NO SOPORTO QUE ME LLAMEN DE USTED Y MUCHO MENOS QUE ME LLAMEN SEÑORA.

Os preguntareis que a que viene esta declaración, ¿no?
Pues bien, ahora es donde realmente empieza el post:

El otro día, con el tema del frigorífico, que ya os he comentado, tuvo que venir el técnico a mi casa para arreglar el agarradero puesto que estaba roto.
El señor en cuestión, desde que apareció por la puerta, hasta que se fue, no hizo más que llamarme "señora", pese a que yo le insistí n-veces que no lo hiciera.
Finalmente desistí, puesto que supuse que estaba acostumbrado a tratar con gente más mayor y seguramente se le hiciera difícil cambiar.
Así que... me aguanté con el titulito ese por respeto.

Pero ayer... ayer ya no pude evitar saltar al ruedo de la "bordería".
Tuve que ir a una tienda de ropita de bebitos, para comprar un trajecito a un recien nacido de unos conocidos míos (bueno, ese tema.. ya tocará en otra ocasión: De como nuestros amigos de repente... bueno, despues de follar, claro, están embarazados...).
Ya me he ido de tema. Continuemos:
Pues bien... en esto que le doy a tarjeta de credito a la chica para que me cobre, y cuando ya me dan el ticket, le dice la dueña de la tienda a la chica encargada:
- "Dale la tarjeta a la señora".

Al oir la palabra 'señora', no pude evitar que subiera hasta mi boca una ira incontenida desde lo más profundo de mi ser, y arremetí contra la que SI que era una señora y le dije:
- "SEÑORITA", si no le importa.

Y.. como ya estaba lanzada en faena, y para disimular un poco lo rudo de mi contestación, le dije que el día anterior ya me habían llamado "señora" y que me molestaba porque:
"a) no soy señora.
b) no me gusta que me lo llamen.
"

Eso último, lo dije textualemente, con lo cual... creo que me revolqué de nuevo en mi bordería.
La dueña de la tienda para relajar el ambiente, me dijo:
"Es que no te he mirado la cara. Pero si tienes una cara de cría..."

Hombre... Tampoco hay que pasarse: Ni señora ni cría. ¿No te pueden llamar "chica"?

Vale, reconozco que tengo mis ya 29 añitos, y hay días en los que tengo una movilidad de 60, pero tengo una ilusión de 17. Así que....

Supongo que en realidad lo que ocurre es que me asusta crecer. Supongo que me gustaría ser siempre como soy ahora. Algo así como Peter Pan.

¿Y vosotros? ¿como llevais lo de crecer y haceros mayores?

10 comentarios:

pingus dijo...

En el caso que cuentas discrepo un poco. No es raro que a una chica que va a una tienda de ropa de niños y compra un trajecito la llamen "señora" ya que lo mas normal es que crean que es madre y que el traje es para su hijo.

armadillo dijo...

Yo lo que no aguanto es que me llamen "hijo" (exceptuando las veces que lo dice mi madre). Sin embargo lo de que me llamen señor, me hace gracia... será porque casí nunca lo hacen.

Perovsquita dijo...

Bueno pingus... creo que nos conocemos y espero no tener cara de madre. Al menos por el momento.

Por cierto armadillo... ¿o tendría que llamarte señor a partir de ahora?

Otra cosa que no me gusta es lo de que gente que no te conoce, alguna dependienta sobre todo, te llame "cielo" ó incluso "cariño". ¿Porqué lo hacen?
Si yo no lo soy... ni un cielo ni su cariño...

pingus dijo...

ahi tienes razon. Me repugnan esa gente, tias habitualmente, que te llaman "cariño", "cielo", etc sin conocerte de nada y con el objetivo de venderte algo. agggg

Pekadito dijo...

Yo creo que aquí tenemos un problema veo yo... nos hacemos mayores y pasamos a ser la "señora" o "señor" de nuestra casa, el reloj biológico avanza... y se nos pone cara de madres, sobre todo a las tía, no queremos aceptarlo o que? No podemos ser eternamente jóvenes.
A lo de la frase "De como nuestros amigos de repente... bueno, despues de follar, claro, están embarazados..." muy fino ha quedado. Aunque yo hubiera escogido una frase como "Papá pone una semillita en mamá... y la empuja con la polla"
.

Lunarroja dijo...

Yo lo de crecer no lo llevo mal. Peor sería no hacerlo!!!
Pero lo que llevo mal requetemal es, al contrario que tú, que me llamen señorita. ¡No lo soporto!
Fíjate que casi prefiero que me llamen señora...

Soy joven sí, treintaytantos, pero ¡¡señorita!! Por favor...
A los chicos jamás les llaman señoritos.
Así que, habría que inventar otra palabra, ¿no crees?

Perovsquita dijo...

Si, lo que comentas es verdad. "Señorita", tampoco es una palabra que personalmente me guste.
Pero... señora...
Me siento como si tuviera canas y llevase un bastón.
Mejor, joven, chica, eh tú!... (esto ultimo: jeje)
Supongo que tendré que plantearme que en realidad estoy creciendo y no estancada en la pubertad ni en el pasado.

KAMELAS dijo...

Joder como os poneis porque os llamen cosas .. encima que la gente es educada ..

.. no quiero ni pensar como te pondrias si la dependienta de la tienda te llama Tia, colegui, tronka o chochito !!

toni dijo...

muy bueno el post. me siento bastante identificado

toni (metrolid)

Beatriz dijo...

El problema es que "señora" y "señorita" son distinciones que se hacen en función de la edad.
El problema no radica en ser mayor o menor. Yo tengo 31 y sé que no soy una jovencilla, pero aún así no me gusta que me digan señora. De la misma manera que a un gordo no le gusta que le digan gordo aunque sepa que lo es y al analfabeto no le gusta que le llamen así aunque sepa que no sabe ni hacer la "o" con un canuto.
Yo soy profesora y llevo gafas. Un día uno de mis alumnos para ofenderme me llamó "gafas". Pues no es que me acompleje ni mucho menos de llevar gafas, pero me sentó mal.
Yo le llamé "gordo" (no debería pero los críos hoy en día si no les das palos te los dan a ti), y estuvo llorando varias horas.
El tema no estriba en ser mayor o no. Eso es lo de menos, el tema radica en que no está bien establecer discriminaciones en razón de edad, apariencia física, raza, etc, etc.
Y si todo esto se contempla en la Constitución, ¿por qué en las tiendas y oficinas nos siguen bombardeando con el tan temido y odiado "señor" y "señora"?