12 de julio de 2007

¿Y.... que digo en estos casos?

Gracias a una situación con la que me encontré ayer, hoy tengo un tema con el que entreteneros un poquito, puesto que el tema no da para mucho, la verdad.

1 Antecedentes de la situación:

Estás en una tienda de ropa con la idea de comprar una prenda para alguien, de la que conoces su gusto, (ó eso es lo que tú crees), y de la que te parece conocer su talla.

2 Nudo de la escena:

Ya estás en la tienda, y miras la prenda desde todos los ángulos observables, para ver si puede quedarle bien a la persona que tienes en mente.
Como el dependiente te ve deciso a comprar un artículo, pero indeciso con respecto a la talla, se acerca para ofrecerte su ayuda.

3 Desenlace y punto final de la historia:

Muchos dependientes para ayudarte con la talla, suelen ofrecerse ellos mismo como modelos de oportunidad. Es decir, si vas a comprar algo para un chico y te atiende un dependiente masculino, él caballerosamente ofrecerá su talla para que de este modo tú te hagas una idea de la talla que necesita el chico de tu regalo. Dirá algo así como... ¿Y... es como yo? ¿Más ancho de espalda? ¿Tiene barriga?

Si por el contrario, se trata de una dependienta femenina, y el artículo es para una chica, la dependienta hará lo propio pero en su caso particular. Diciendo algo como..... ¿Y... es como yo de alta? ¿Es ancha de caderas? ¿Tiene mucho pecho?

Personalmente, yo luego me veo en una encrucijada de caminos a la hora de contestar. Porque... Bueno, mejor pongamos los posibles ejemplos:

(al dependiente masculino)
Pues... si, es más o menos como tú, pero un poco más alto, con menos tripa y un poco más ancho de espaldas.

ó bien

(si el dependiente está potente)
Pues... ahora que lo dices... creo que tú eres un poco más alto. Él tiene algo más de tripa que tú, porque oye, es que tú... no tienes nada de tripa. ¿Vas a menudo al gimnasio? Y... ¿Haces natación? Porque.. hay que ver que espalda que tienes..... (Bueno... nunca se sabe como podría acabar en este caso).

(A la dependiente femenina, sea como sea)
En estos casos, la dependienta, por muy guapa que sea y tipo que tenga, las mujeres siempre trataremos de buscarle algún defecto. No se porqué, pero las mujeres solemos ponernos a la defensiva y utilizar un mecanismo de defensa para tratar de poner a la otra lo más próxima a la altura del betún. (Por supuesto, estoy exagerando un poco).
El caso es que la conversación podría ser algo así como...

Pues... bueno, es un poco más alta que tú, y tiene menos cadera. De espalda, más o menos, coincidis, pero ella no está operada de pecho, con lo cual...

(Y...por supuesto... te vas sin comprar nada).


Bueno, ahora faltaría darle la vuelta para comparar si el comportamiento sería igual si fuera un hombre el que va de compras. Para no alargar el post, no , pero puede resumirse como:

(al dependiente masculino)
Me llevo eso mismo. Es talla única ¿no? Y si no.. ya vendrán a cambiarlo.

(si el dependiente está potente)
Me llevo eso mismo. Es talla única ¿no? Y si no.. ya vendrán a cambiarlo.

(A la dependiente femenina, sea como sea, claro que si está buena... mejor)
Me llevo eso mismo. Es talla única ¿no? Y si no.. ya vendrán a cambiarlo.


Creo que en este último punto habría que hacer algunas matizaciones, pero.. esas... os las dejo a vosotros. jejeje
;-)

6 comentarios:

pez dijo...

¡¡¡SIII LO CONFIESO!!!

Yo no dejo a los dependientes que puedan tener una agradable conversación conmigo ni tenerles ocupados 45 minutos buscando por toda la tienda algo que pueda gustar a esa persona que por supuesto no tengo ni idea que la va a gustar ni mucho menos su talla.

Será un sintoma de ser un tipo insociable.

Perovsquita dijo...

No lo creo en absoluto.

Será que tienes más imaginación y encuentras otras opciones mucho más fáciles.

Saludos!

Chiralilla dijo...

A mí me asusta que vengan los dependientes a decirme algo porque entonces me siento un poco cohibida. Los grandes almacenes creo que están para que tú te sirvas y puedas mirarlo todo. Y están ahí por si tú les pides ayuda.

Perovsquita dijo...

La situación esta que os planteo, normalmente ocurre en una tienda normal, que no forma parte de ningún centro comercial, donde en el momento que entras... ya tienes al dependiente diciendote "buenos días ó Buenas tardes según el caso".

JuanMa dijo...

Yo cuando vienen amablemente a preguntar digo aquello de "sólo estoy mirando, gracias" (que les espanta fenomenal).
Ya no vuelven a saber de mí hasta que voy a la caja: "Me llevo eso mismo. Es talla única ¿no? Y si no.. ya vendrán a cambiarlo."

Genial , Perovsquita.

alida dijo...

A veces son como demasiados fastidioso, y le digo siempre estoy mirando