22 de junio de 2006

¿Soy mundial-adicta?

Lo reconozco. Soy Mundial-Adicta.

Cuando me siento en el sofá, el canal que pongo por excelencia es el sexto. Eso sí, exceptuando las ocasiones en las que está comentando Andrés Montes. Un pesado de pies a cabeza, a quien seguro no soporta ni su madre, y eso que las madres aguantan mucho.

El caso es que esto afianza la idea de que el color verde sirve como relajante.

Porque sino... ¿que me digan a mí porque a los 15 minutos de estar viendo el terreno de juego, me entra un sopor increible que, como lógicamente pueden imaginar, termina convirtiéndose en un sueño irremediable?

¿Quien necesita escuchar "nanas" pudiendo ver un ratito "el jurgol", para seguir con la tradición española de la siesta?

6 comentarios:

cigui dijo...

Me cuesta creer que ves los partidos de la Sexta exceptuando los que da Andrés Montes, porque da la mayoría. Ayer dieron un Costa de Marfil - Serbia y Montenegro unos comentaristas diferentes que dormían a cualquiera.
Eso sí, el auténtico cancer no es Montes sino Salinas. ¿Por qué ese hijo de la grandísima perra no mantendra su bocaza cerrada?

Perovsquita dijo...

Te puedo asegurar que cuando enciendo la TV, es el canal sexto el que pongo...
Y entre el verde del campo y el paxti... oye... que sueños!

Perovsquita dijo...

Ah! y al Andrés Montes, le metería una zanahoria por el culo, para que grite por algo...

Sr.Montes (la sexta) dijo...

mira julito, me estan dando tiki-taka estos tios, ¿no sabeis que el fultbol es pasión de multitudes? la vida puede ser maravillosa, en la sexta, otra cosa es que veais mucho albañil en el terreno de juego, mas tiki-taka y menos insultarme.

mundial-asidua dijo...

Mire... sr montes, a día de hoy la libertad de opinión es algo que se permite en este país.

Y... sus comentarios lo único que hacen es desesperar a los espectadores...

Así qeu... váyase sr montes!!!

Julito Salinas dijo...

No te preocupes montes, esta tia es una envidiosa que seguro que no ha visto un partido de futbol en su vida. Montes, tu eres mi referencia en esta vida, mi Napoleón, mi Marco Antonio.