19 de junio de 2006

Dando clases...


Desde siempre, la educación es algo a lo que me hubiera gustado dedicarme, pero hace poquito me he encontrado ante una duda, que sinceramente me atormenta:
¿Cómo explicarle a un alumno conceptos, esperando que apruebe, cuando en realidad lo que deseas es su suspenso por encima de todo?

Esto no es algo que me hubiera pasado antes, y realmente, nunca pensé que me pudiera pasar, e imagino que habrá otros profesores que se hayan encontrado en la situación.

Al principio, cuando conocí al alumno en cuestión, no tuve ningún tipo de prejuicio, pero...
lo de contratar un profesor 5 días antes de un examen, cuando se ha pasado todo el año tocándose los "cojones" sin hacer nada... y esperar aprobar...
Es más, ya no se si es él chico o su padre el que me enferma más. Cada vez que me vé lo único que dice es: "Un cinco, solo pido un cinco".
Vale, pues muy bien, pero pídeselo a él, que yo no tengo que hacer el examen. Ay que joderse!!

Pero... eso no es todo. El padre, ha prometido como regalo de buen comportamiento una moto al hijo si éste aprueba, y éste, en lo único que piensa es en tomarse copas y el alcohol.
De hecho, el primer día, me dijo que si aprobaba que regalaba una botella.
Pero... este chaval.... Yo creo que tiene todas las neuronas sumergidas en alcohol.

Con lo cual... en el supuesto caso en que aprobara... a los dos días se terminaría por abrir la cabeza, así que... me encuentro en un gran dilema.

Currarme más las clases, para que trate de aprobar, o hacer lo justo y necesario y esperar que los santos no estén con él el día del examen.
Es que.. es tan sumamente chulo, y el pasotismo del que hace gala, me enferma.

Que la vida le de un pequeño escarmiento le vendría bien, ya que sus padres está visto que no se lo van a dar, y es más.. que incluso le hacen los ejercicios de historia, y presumen de eso...

Puffff!
Espero que la vida sea justa.

2 comentarios:

jaivan dijo...

Pobre chaval, ¿le quieres dejar sin la moto?.

¡¡¡como te pasas!!!!.

Perovsquita dijo...

Bueno... despues de darle clase ayer.. creo que tal vez me pasé a la hora de expresar mis opiniones.

Mi ética profesional me impide desear que suspenda. ASí que... que el destino decida.