9 de junio de 2006

Los hijos de puta.... del carril izquierdo

Hoy estoy tremendamente alterada ante el comportamiento poco sociable de la gente en la carretera, así que para todos esos hijos de puta que van de chulitos.... aquí levanto mi dedo.


Ni que decir tiene, que esta respuesta se ha estado fraguando durante días, meses, e incluso años... pero es ahora, cuando me veo en la situación y con la oportunidad de decirlo.

Normalmente voy a trabajar en autobús, pero cuando, como hoy, decido trasladarme en coche, tengo que aguantar a la cantidad de "soberanos hijos de puta", que creyendo que los que estamos esperando a que se abra el semáforo somos gilipollas, toman una vía de servicio paralela, para salir unos cuantos metros por delante, y colárse impunemente.

Por lo general, el uso de esa vía de servicio solía ser por unos cuantos, pero... al ver el éxito de su táctica, ha sido copiada por numerosos conductores.
Conclusión, los demás conductores cívicos, tenemos que esperar a que estos hijos de mala madre se nos cuelen delante de las narices si no queremos tener un accidente con ellos.

Solo espero que se cierre un día el semáforo cuando yo tenga que pasar, a la altura en la que estos fulanos salen, para quedarme en todo el medio, bajar la ventanilla y sacar el dedo, como se muestra en la imagen adjunta.

Y.. es más. Un dedo (haciendo la similitud con el anuncio de la coca cola), para todos aquellos que aún viendo que la doble vía pasa a ser una sola, siguen por el carril izquierdo con todos sus guevos, esperando que de nuevo los gilipollas que nos comemos todo el atasco, les dejemos entrar.
Y.. no es por hacer un tipo de autofobia, pero este tipo de comportamiento suele ser común en aquellos que llevan un audi o un BMW, o un golf, de color oscuro o negro preferentemente.

Más cosas. Un dedo, tambien para aquellos impertinentes que no soportan ir detras de otro, y que ponen en peligro su vida y la de los demás por avanzar un sitio.
Las carreteras.. no son un circuito de Formula 1, y nosotros no somos ni Mclaren, ni Schumacher, ni Montoya, a quien haya que adelantar incluso en las curvas, subiendose por el bordillo.

Lo dicho. A todos los anteriores: con mucho cariño.... mi dedo.

1 comentario:

pingus dijo...

Todos esos son unos verdaderos cerdos, es de esperar que les llegue su san martín.