26 de octubre de 2006

¿Quien soy?

Estoy un poco nerviosa.

La llegada del frío hace que se aproximen días en los que la subsistencia y las ganas de vivir sean lo único que me anime a continuar.

Adherida a la pared que tal vez termine conmigo, miro a todos lados esperando encontrar una brizna de luz y una señal para encontrar el sustento que necesito y que justificará mi vida un día más.

El medio se hace hostil a cada minuto, y el miedo a respirar algo tóxico me lleva a contener mi respiración todo lo que puedo, e inspirar cada vez con menor frecuencia, llegando a hacer más torpes mis movimientos, corriendo más riesgos en ellos.

Aún así, no se cuanto tiempo podré continuar.

Nunca antes sospeché que tendría que pasar esta sensación de soledad que ahora me invade. Aun cuando en algún momento me pude quejar de la competencia que surgía con mis compañeros. Siento que los necesito. Estoy hecha para vivir en sociedad.

Hoy.. mis alas han tardado mas de la cuenta en abrirse y un golpe duro y seco me ha rozado, sin que yo pudiera hacer nada.

Estoy malherida, y no siento apenas mi cuerpo. Se que no tardaré más de unos pocos minutos en ver como se termina todo esto y descubrir lo que está más allá del sueño.

Lo único que me da miedo, es no saber en que momento ocurrirá todo.


Solución: acsom anU (leer al revés)

7 comentarios:

Lunarroja dijo...

Ay, que me dejas intrigada...
Pero pasa rápido ¿no? eso he entendido.

acsom arto

Cris dijo...

después de leer tu post he terminado sintiendo pena por la mosca que está revoloteando en el cristal de mi balcón.
Besos

Perovsquita dijo...

En mi oficina están muy muy muy pesadas, y llevamos matando moscas dos días, pero despues de haberlo escrito... me dan un poco de pena, así que me dedicaré solo a espantarlas. ;-)

Acus dijo...

¡Ay, pobre mosca! Espero, al menos, que vaya al cielo de las moscas.
Ahora esa mosca ya no podrá escribir en su blog ¡buaaaa! ¡¡Y todos esos insectos que le leían!! ¡buaaaa!
Aún así, me gusta la sensación que has plasmado desde el cerebro de la mosca. Gran capacidad de empatía la tuya, Perovsquita.

Vecinos dijo...

Somos tus vecinos de mesa. No se te ocurra espantarlas que nosotros no damos a basto, necesitamos más ayuda!!!

Chiralilla dijo...

Que ni se te ocurra sólo espantarlas!!! Que son horrorosas!!!
Como te vea te doy a ti con el calendario de Mui :-P

alida dijo...

Aunque no me guste las moscas, siento tristeza por el relato que dejaste aquí, el invierno este cerca ya no la volverás ver, que soledad
Saludos