23 de octubre de 2006

¿amigos?

En mi decálogo particular sobre la amistad, un punto importante consiste en alegrarte de los logros obtenidos por tus amigos, así como disfrutar de su alegría, y desear su felicidad.

Pero, parece que las cosas han cambiado.
No se si es que mi decálogo se ha quedado demasiado anticuado o que están cambiando los valores sobre la amistad.

Personalmente, he llegado a la conclusión de que amigos... lo que se dice amigos, amigos... casi no existen. A dios gracias, siempre hay una excepción a la regla, y son aquellos que guardas y procuras mimar como oro en paño.

Ultimamente me da la impresión de que la gente vive compitiendo.
Se compite por el coche de más caballos, la casa con más metros y más cerca del centro, el trabajo mejor pagado, la novia con la talla de sujetador inexistente, el novio con más centímetros de pene, ó el que aguanta más polvos sin despeinarse, quien aguanta más copas sin caer redondo al suelo, quien es capaz de comer el chuletón más grande, el que cocina mejor, el más limpio, el más elegante, y así podría seguir con un largo etcétera.

Me parece lamentable, que haya personas que evalúan su vida en función de lo que posee el vecino de al lado. Alguna de estas personas, se llaman asi mismos amigos, pero está claro, que solo lo son mientras puedan verte, al menos, desde el escalón inmediatamente superior. En cuanto sienten que te acercas a lo que consideran su nivel... la cosa cambia.

No digo con esto que tus amigos tengan que alabarte. No. Ni mucho menos. No necesito una palmada en la espalda para saber que voy haciendo bien las cosas.

Pero... estoy segura de que ellos si la necesitan. Y... me he cansado de ser yo quien tenga que dársela a ellos.

6 comentarios:

KAMELAS dijo...

Que razon tienes !!

Siempre se dice que los verdaderos amigos estan ahi cuando las cosas te van mal ...

.. pero tienes razon en que existe ese tipo de persona que cuando la vidate sonrie es cuando curiosamente te dan la espalda.

Un besazo

Ps.- Lo bonito de la vida es que uno no sabe a la vuelta de que esquina va a hacer un buen amigo, no lo olvides ..

Perovsquita dijo...

En eso tienes razón.

Nunca sabes donde pueden estar los buenos amigos, ni si habrás encontrado todos los que te corresponden...

Menos mal!!

Acus dijo...

¡Qué rabia da y qué decepción!
Cuando tienes una buena racha en la vida, hay veces que quien suponías que era tu amig@, le descubres lleno de envidia y murmurando a tus espaldas (sobre ti) porque "le has superado". ¿Es que no me puede ir bien? Y cuando a él le va bien, resulta que deja aparcada la amistad que tiene contigo porque tiene otra "fuente" de inspiración, otra razón por la que en ese momento no entras en su vida.
Has acertado de lleno, Perovsquita, con la palabra competitividad. La gente te conoce por lo que tienes, no por lo que eres. "Hogar", cruel "hogar"...
Un saludo afectuoso.

Perovsquita dijo...

Una pequeña esperanza en mi interior esperaba no tener razón, y esperar ser solo una situación aislada...

Disfrutaremos de nuestros logros, pues ya antes, la vida nos ha sacudido con sus espasmos.

Y.. si algo tiene, es que por una de cal, luego llega una de arena. (Claro que... no sabría decir cual es la buena.)

Saludos

Lunarroja dijo...

Así es la vida. ¿Quién inventaría eso que llamamos decepción?
Piensa que si los amigos no soportan que te vayan bien las cosas... quizá les pueda la envidia. Y entonces, no merecen ser tus amigos.
Así de simple.
Así de fácil.

pingus dijo...

yo tambien estoy un poco cansado de este tipo de gente, habitualmente egocentrica, que les molesta que un "amigo suyo" tenga algo que ellos no tienen, sea lo que sea (un logro profesional, un piso, etc), eso si cuando son ellos los que lo tienen no dudan en machacarte con todo tipo de detalles (que no has preguntado) y somos tan idiotas que encima les alabamos.

Ya esta bien de competir.