24 de abril de 2008

¿Día del libro?

Ayer, 23 de Abril, aprovechando la conmemoración de la muerte de dos grandes escritores como fueron Shakespeare y Miguel de Cervantes se conmemoró el día del libro.

El caso es que hoy.. no se si viene a cuento del "Día del libro" de ayer ó que, pero la historia que os cuento a continuación tiene que ver con un libro.

Al bajarme del autobús esta mañana, aún con la legaña metida en el ojo, he metido la mano en el bolsillo de mi chaqueta y me he encontrado un montón de pañuelos de papel, como si de una colección se tratara.
El caso es que harta de tanta celulosa en mi bolsillo, he hecho un amasijo con ellos y he localizado la papelera más cercana para tirarlos.
Hasta aquí... nada fuera del otro mundo.

Cuando he tirado los pañuelos, me ha parecido que estos caían sobre una superficie dura que se asemejaba a un libro.
He retrocedido para asegurarme y.... Eureka!
Un libro dormía, esperando el despertar de la mañana en lo mas alto de la papelera.

Respecto a lo que se tira a la papelera, se podría hacer hasta un master, pero no lo desarrollaremos en esta ocasión.

No se como, pero de repente me he visto introduciendo la mano para sacar el libro de su letargo.

Las dudas me han invadido, intentando descifrar los motivos que llevan a alguien a tirar un libro a la papelera:
- ¿Un regalo de algún amor roto?
- o... ¿Un libro tan tan tan malo, que el único sitio que merecía era ser parte del ciclo de reciclaje para la obtención de otro libro, que sea mejor?

No lo se, aunque... tras ojearlo, más me decantaría por esta última opción.

Para aquellos a los que haya picado su curiosidad por saber de que libro se trata, aquí os dejo los datos que tengo y... de paso una pregunta en el aire: ¿Que hago? ¿lo leo, ó no lo leo?

Javier Puebla, "Sonríe Delgado"
Finalista Premio Nadal 2004

Resumen: Sonríe Delgado narra la historia de Frederic Traum, un personaje de pasado nebuloso que, en Beirut, encentra en la cale a un hombre in artículo mortis, Alberto Delgado, funcionario de la embajada española, con el que hace un insólito pacto: intercambiarán sus personalidades -lo que borraría el oscuro historial de Traum- con la condición de matar a Ana, una mujer que vive en Barcelona, de la que el moribundo desea vengarse.
Con el amparo de su nueva personalidad, el falsario protagonista inicia su nueva vida en España tejiendo diferentes ardides para conseguir sus planes, entre los que se incluye el cumplimiento de su parte del trato con Delgado, para lo que Traum llega a inventar un nuevo personaje que cierra el círculo de este caleidoscópico juego de apariencias en el que nada es lo que parece, en el que el bien y el mal son complementarios y en el que incluso la vileza tiene su propio código de honor.


Lo dicho: ¿Que opinais?

6 comentarios:

ar dijo...

Leelo, ya que lo tienes...
Si es muy malo, lo envuelves en papel y te sirve de regalo.

Pekadito dijo...

Lo mismo es un crossbooking.
Mi madre se encontró una vez el Código Da Vinci dentro de una papelera. En este caso era mejor haberlo dejado donde estaba...

Perovsquita dijo...

ar: No es mala idea....

pekadito: A mi si me gustó el Código Da Vinci... entretiene, que afin de cuentas es lo que se busca de un libro, no?

Chiralilla dijo...

A lo mejor se equivocó y lo tiró a la basura sin darse cuenta, yo una vez me encontré 3000 pesetillas en una papelera. Léelo y ya nos cuentas qué tal ha estado. A mí también me gustó el Código Da Vinci, pero claro, a mí también me gustan todas las pelis que son fantasmadas...

JuanMa dijo...

Pues a mí me ha intrigado la sinopsis...
Yo lo leería.
Un beso.

Anónimo dijo...

La 2 Noticias celebró el día internacional del libro de una forma muy especial.
Si quieres verlo ;)

saludos


¡Ah! y os recomiendo leer Sin ti.Cuatro miradas desde la ausencia de Mara Torres