12 de diciembre de 2006

y... ¿porqué no?

Oyó ruidos fuera y se encaminó con paso firme y decidido hasta la puerta.

Con el pulso corriendo velozmente por sus venas, trató de alcanzar la llave de la luz, pero... nada cambió. Los plomos se habían vuelto a fundir, y no había luz en casa, puesto que el despertador eléctrico de su mesilla tampoco funcionaba. Así que... no se trataba tan solo de cambiar una bombilla.

Se acercó hasta su escritorio, donde tenía un vela que hacía las veces de ambientador, pero que en esta ocasión serviría como linterna.

Caminó de nuevo hasta la puerta. La abrió, y el chirrido que sonó, hizo que pusiera todos sus sensores en alerta.

Arrastrando las zapatillas, se encaminó por el pasillo, mientras la cera de la vela iba dejando su rastro por el parquet. Ya habría tiempo de limpiarlo. Ahora era el momento de ver quien, ó que cosa estaba provocando esos ruidos, y que parecían provenir del salón.

Cuando acercó su cara hasta el dintel de la puerta, se quedó de piedra al ver tres figurillas moviendose rápidamente sacando y colocando grandes cajas envueltas en papeles de colores, cerca del árbol de navidad que días antes había estado colocando junto con sus padres.

Entonces... eran ciertas esas historias con que habían alimentado su niñez.

Se dió la vuelta y se encaminó hacia su cuarto, tratando de no hacer ni un ruido.

Al llegar a la habitación, el reloj de su mesilla marcaba de nuevo la hora, y cuando apretó el interruptor de la pared, una luz anaranjada inundó la habitación.

3 comentarios:

extraterrestre común dijo...

Yo a esos 3 los conozco, son de mi planeta (Polaris). Los hecharon de ahi hace mas de dos mil años porque allanamiento de morada, les dieron un poco de incienso, oro y una birra y les largaron en unos camellos voladores (animal común de polaris). Por lo que veo aqui no se cortan tampoco y siguen entrando a las casas sin avisar, te roban el alma y te dejan cuatro regalitos para disimular.

Renata da Silva Bento dijo...

Hola. Yo hace mucho tiempo que no veo a mi hijo baltasar, se marcho de Bahia para jugar en el Real Madrid juvenil pero finalmente no triunfó. Desde entonces poco se de el, solo que se metió en una especie de secta llamada "Magic Kings". Si le veis decirle que le quiero y que le hecho de menos.

Anónimo dijo...

Precioso, precioso, precioso...

Yo siempre les dejo tres vasos con leche o con vino, porque con el frío que hace... y a los camellos les lleno un barreño con agua que estarán cansados, los pobres.

Precioso, precioso, precioso...

Besos.

P.D: Soy Acus, pero es que con algunos blogs sólo me deja contestar como anónimo.