13 de mayo de 2008

Knight Rider ó lo que es lo mismo: El coche fantástico.

El domingo, como gran estreno de la semana en la televisión pública TVE1, anunciaron el regreso de "el coche fantástico".

Muchos de nosotros hemos crecido bajo numerosas tardes de verano en las que uno de los pasatiempos más divertidos era ver ese coche que hablaba y conducía solo, luchando contra los criminales que ponían en duda el orden social.

No puedo mentir. Me encantaba la serie, y... por supuesto el coche. ¿Quién no ha querido alguna vez tener un coche como Kitt, con ese acabado negro pulido y esa luz roja parpadeando?

Pero claro, no se puede olvidar al jovencito David Hasselhoff, que se llevaba a todas las nenas de calle, antes de que colgara las llaves del coche por un flotador rojo.

Me gustaba ver como salía el coche de un garaje móvil dispuesto siempre para solventar cualquier eventualidad que Kitt necesitase reparar en sus circuitos.

La película del domingo, guardaba un cierto parecido con la serie.
El coche seguía siendo negro, aunque a mi me gustaba mucho más la luz del primogénito.
El conductor no tenía nada que ver con el auténtico Michael Knight, aunque a este tambien se le daban bien las chicas, sobre todo despues de ver como empieza la película tras un trío del nuevo Mike.
Y... claro, los tiempos han cambiado y en lugar de tener un camión ambulante como garaje, ahora nuestro coche sale de un super-avión, donde una eficiente ingenierA, introduce los cambios ideados por el investigador.
O.. como se ha cambiado la comunicación mediante aquel reloj mágico, por un pinganillo. Personalmente, me gustaba mucho cuando Michael se acercaba el reloj a la boca y decía aquello de "Kitt, te necesito." Un clásico.

Heché de menos la aparición de Devon Miles, como aquel tipo al mando de la Fundación con su cierto amaneramiento y correctos modales.

Menos mal que al menos casi al final de la película, nos dejaron una gotita de hidromiel en los labios, cuando pudimos ver al auténtico conductor del coche fantástico. Claro que... un poco más viejo, pero con el estilo de siempre. jeje

No puedo evitar sentir nostalgia. Ójala se recuperen aquellas tardes viendo el super-turbo del coche fantástico. ¡QUE VUELVA MICHAEL KNIGT!


3 comentarios:

Pekadito dijo...

Te aviso que David es mío y si osas tocarlo tendrás que vértelas conmigo.

Perovsquita dijo...

Bueno, bueno...

Eso ya lo veremos, porque aunque tu le hayas depilado más veces que yo, eso no se si te da derechos sobre el, eh???

Pekadito dijo...

Exacto, me da más derecho, ya que yo lo he sobeteado más. Y además tuve un recortable de él... y mogollón de cosas más.