4 de abril de 2007


Hay veces que siento que las palabras se hacen las remolonas en mi interior, y no quieren salir.
Siento que se evaporan en su trayecto hacia el exterior, dejándome un vacío que no puedo rellenar con nada más.

Juegan las letras a mezclarse indisciplinadamente, sin orden aparente. Juegan al escondite, siendo la palabra escondida, aquella que necesito y por cuya culpa tengo que rodear y buscar salidas a laberintos llenos de palabras, donde nunca está visible aquella que busco.

Me da miedo el alcance y la consecuencia que estos olvidos puedan tener. Y... si un día... mi mente fuera como un papel en blanco, sin tinta con la que pintar...

Me gusta sentarme aquí y escribir tranquilamente. Busco despacio las palabras. Las analizo, se dejan querer, y escapan por mis dedos. No soy consciente de que ellas ya conocen el camino.

Y.. sin embargo... me da miedo.

8 comentarios:

pingus dijo...

no tengo palabras para tu escrito de hoy

Perovsquita dijo...

je je je.
Entonces... estamos igual.

isterica dijo...

Yo hay veces que no sé qué escribir, de hecho últimamente es lo que me pasa.
Pero, es qeu cuando más triste estoy es cuando más quiero escribir y actualmente estoy tan feliz, no me importa no encontrar de qué hablar.

pingus dijo...

¿por qué tanta felicidad?

1-asuntos sentimentales
2-asuntos laborales
3-loterias/quinielas
4-alcohol
5-drogas y estupefacientes
6-el RMadrid no ganará la liga
7-cambio de sexo

Lunarroja dijo...

Hemos coincidido en nuestra reflexión sobre las palabras.
Me ha gustado mucho la tuya.

CHAMAN dijo...

SI FLUYEN ASI, ES PORQUE ESTAS MADURA, NO SON FRUTO DEL MOMENTO, SON TUYAS, ERES TU Y TU ESENCIA...

almena dijo...

A veces no encontramos palabras...
a veces no hay palabras...
:)

El búho rojo dijo...

Hay quien usa palabras para no decir nada, y quien interpreta el silencio para comprenderlo todo...