24 de enero de 2006

De cómo la relación con "nuestros viejos" puede ser insostenible...

Desde siempre, nos han dicho que hay que cuidar las formas y los modos con los que denotar a las personas de una edad avanzada. Que lo de "viejos" no es un término muy correcto, y que es mejor emplear otras palabras, como mayores, jubilados, senectud,vejez, sexagenarios, abuelos... y alguna más, que ahora mismo no recuerdo y el poco tiempo del que dispongo me impide que busque mas sinónimos en el google.

Todos estos términos nos llevan a imaginarnos a nuestros abuelos (en el caso en que los hayamos conocido), o algún abuelo del vecindario, cuya ternura y compresión nos enternece el corazón.

Pero hay otros "abuelos" entre comillas, que no producen en nosotros o al menos en mí, (ya que estoy dando mi opinión, asumiré mi posible error) el citado sentimiento anterior, sino que provocan una ira controlada, a dios gracias, puesto que en caso contrario, algún abuelacidio se podría haber producido. Todo esto, por supuesto haciendo uso de la metáfora, puesto que en realidad, en mi persona no hay tanto mal (por no pecar de egolatría diciendo que no hay mal), no siendo capaz de matar una mosca, y.. tengan en cuenta lo pesadas que pueden ponerse las moscas...

Para que se hagan una idea de las bases que han hecho sentar en mi conciencia ideología tal, paso a relatarles a continuación las historias que han tenido lugar, en las que casualmente parte de estos "viejos" han tenido protagonismo.

Reitero que denoto como "viejos", a aquellas personas mayores que hacen uso de su vejez para su beneficio y molestia de los demás.

Para que sepan a que me refiero, sigan leyendo con atención las siguientes líneas:


Hace cosa de 3 años o cosa así (la memoria ya empieza a fallarme, síntoma inequívoco de que me voy haciendo mayor), me fui con mis compañeros de estudios al viaje de Fin de Carrera a ITALIA.
En nuestra compañia iban a venir, supuestamente un grupo de matrimonios recién enlazados que se pasarían en día haciendo arrumacos. Pero.... cuál fue nuestra sorpresa, cuando al ir al encuentro de nuestros compañeros de viaje.. nos encontramos 3 o 4 parejitas de recien_casados y al menos 20 viejos (de Cataluña y Valencia, para más tema) que iban ilusionados a Roma para ver la Beatificación de familiares suyos, algo relacionado con unos mártires valencianos o algo así (no se trata de un postre, eh?).


Como iba diciendo... Al principio nosotros ocupábamos la parte delantera del Autobús, pero ya se encargaron los viejos de ir adueñándose de los asientos delanteros y nosotros pasamos a ocupar la parte trasera del autobús.

Que pasa: ¿qué los jóvenes no nos mareamos? ó ¿que desde atrás no se divisa bien la carretera y existe una relación proporcional que relaciona la edad de las personas con la necesidad de observar en su mayor explendor la brea de las carreteras?

O... quizás.. el conductor necesite de sus consejos y no se ponga nervioso cada vez que adelanta a un coche, autobús u otro camión y oiga detrás de sus espaldas consejos como:

uy.. no viene uno cerca... estamos pasando al lado... uy.. es que estos cacharros cada vez corren mas, pero... ¿no es eso un coche de frente? Tenga cuidado.. bueno ya lo habrá hecho mas veces...

Pues sí, claro que lo habrá hecho muchas mas veces y seguro que sin tener que escuchar la plática insorportable de unos cuantos jubilados haciendo las tareas de supervisión.
Respecto a esto, retomaré el tema mas adelante, pues ocurre algo parecido a lo que ocurre con las construcciones, que gustan de observarlas(tema bien conocido por todos).

Siguiendo con el tema:
No contentos con quitarnos el sitio en el autobús, cada vez que llegábamos a un hotelito, ellos se encargaban de acaparar el ascensor.
Que pasa: ¿Que los jóvenes podemos cargarnos nuestras maletas a la cabeza y subir las escaleras tan ricamente? Ó que.. ¿nosotros no tenemos prisa por tumbarnos en la camita 10 minutos o hacer uso sólido del baño de la habitación?

Para continuar en el incremente incesante del odio hacia los viejos, paso a contaros lo que nos hicieron en la bella ciudad de PISA.
Resulta que había organizada por la agencia de viajes, para aquellos que habían pagado, lógicamente, comida en un restaurante (nosotros estábamos incluídos). A la hora de servir la mesa, si había 30 cubiertos pagados, a comer había 35 personas, luego haciendo una fácil resta, se obtienes que 5 personas no habían abonado la comida.
Por mas que la guía insistía en que la gente que no hubiera pagado que se fuera... los viejos (catalanes, seguro...) no se levantaban de la mesa, y así fue .. que fueran los que fueran... comieron como todos. (Manda güevos!!).

Pero.. que pasa: ¿que como el inserso no les paga sufientes vacaciones (esto teniendo en cuenta que para nosotros no habrá jubilación), tenemos nosotros que pagarles la comida?, o es que.. ¿hacen patria o "nación" que está ahora tan de moda de sus costumbres de puño cerrado (tacañismo)?

Como habrán ido suponiendo a estas alturas del blog, los viejos nos tenían hasta los guevos. Se colaban en el restaurante, llegaban tarde a las cita con el guía.

Y.. ahora que recuerdo... fue tambien en PISA, donde retrasamos nuestra salida una hora, buscando a una vieja que al parecer se había perdido, o al menos su marido no la encontraba, y.. tras dar vueltas y vueltas, avisar a los carabinieri y demás... la señora llevaba todo el tiempo sentada en el autobús con otro compañero de viaje.. Joder!!!! señora.... a su edad... ya no estamos para andar poniendo cuernos....Que a su marido casí le da un infarto...

Casí olvido lo mejor de la historia!!! En Venecia viajamos en un Vaporeto (típicos barcos que van por la Laguna), y en la bajada, uno de los viejos casi se nos cae al agua. Si no llega a ser por un compañero mío que le agarra, además del tío del barco, el viejo se va a pique... Pues... que menos que darle las gracias a mi compañero, ¿no? Pues.... no (cosa completamente esperable). El señor se sintió ofendidísimo e incluso se sacudió de las manos que le asían.
Si lo llega a saber mi compañero... le tirá al agua. Al final... el señor se llevó el apodo del "El ancla", apodo francamente oportuno. jejeejejej

Como iba diciendo... todas estas pequeñas cosas, han tenido como consecuencia que al final les dedique un hueco en mi blog, para no sentirme sola ante tal adversión. (sólo al tipo de viejos que estoy comentando).

Hace pocos días, cogí un autobús que me llevaba hasta mi localidad, proveniente de Denia.
Si, como habrán supuesto, estaba lleno de los viejos que van a pasar el invierno a la costa y que ya regresan con sus coronillas morenitas.
Como se imaginarán, todos los viejos ocupaban los asientos delanteros e iban haciendo comentarios sobre si el adelantamiento está bien... esta mal... si el coche de adelante gira a la derecha..
Y.. he aquí que llegando al término de mi localidad, sitio famosos por sus nieblas, una de estas nos alcanzó... impidiendo la plena visibilidad, y casí diría que la visibilidad entera...
En esos instantes fue cuando me hubiera cargado a todos. Ya da un poco de miediqui cuando no ves nada, para que encima tengas que ir escuchando comentarios completamente negativos...
Estuve a un tris de gritar: "Vale ya!! ¿No sabían que estamos en la tierra del Pisuerga y de sus nieblas?
Cállense la boca! que igual que me están poniendo a mi nerviosa, seguro que el conductor tiene las uñas incrustadas al volante..."

CONCLUSIÓN: No les soporto. Y.. se admiten opiniones...adversas o no..

8 comentarios:

mui raru dijo...

Cuenta, cuenta, no nos dejes a medias!

mui crítico dijo...

Estoy de acuerdo al 100%.

Además se cuelan cuando voy a por el pan con la excusa de que tiene prisa, pero que prisa van a tener si están jubilados!!!

Tb suelen ir con el típico amiguete de jugar a las cartas y se ponen a gesticular con el bastón en la mano con el consiguiente riesgo de que pases al lado y te den con el bastón en los güevos.

Por no hablar de las viejas que van todas agarradas del brazo con sus mutones (abrigos de esos de zorro o zorra mas bien) ocupando toda la acera... entiendo que se agarren porque son gente mayor y pueden perder el equilibrio.. pero es que van agarradas 8 o 9!!

Luego dicen que la juventud está podrida!!!

Quietu Rayu dijo...

Cuando vuelves a Italia? menudo viajecito....Espero que sigas relatándonos episodios de tus viajes tan entretenidos como éste.Una mención especial al "ancla".Por donde anclará ahora?jejeje
Y lo dicho , si vuelves a italia, hazme un hueco que me apunto¡¡¡je je
Que pases buena mañana¡¡¡

Pekadito dijo...

Y que me dices de cuando llueve y van por la acera debajo de los balconcillos con paraguas y todo y te meten el paraguas en el ojo y encima se enfadan porque se han chocado contigo eh, eh...

Y que me dices de cuando para ellos cualquier sitio es un paso de cebra válido y se tiran a la carretera creyéndose inmortales y soltándote improperios cuando has tenido que pegar el puto frenazo para no llevártelos de calle, eh, eh

pingus dijo...

Hola perovs. Por mi parte tienes razon en el caso de algunos viejos pero yo creo que no son la mayoria. Seguro que esos petardos lo han sido toda la vida, el que es un coñazo lo es toda la vida. Es cuestión de educación y cultura mas que de edad. En la España de hace 70 años las cosas eran distintas (algunas mejores)todo era mas tranquilo y relajado, eso ha dejado huella en nuestros mayores que paulatinamente han transformado esa mayor calma en algo de pesadez unido a sus ya no mu buenas condiciones fisicas y mentales.
Lo peor vendra dentro de 50 áños, cuando sean "viejos" los niñatos que ahora tienen 18, seran algo menos pesados pero seguro que algo mas gilipollas.

Perovsquita dijo...

Había olvidado....

¿Que hay de los típicos viejos que van de paseo a las estaciones de autobuses ocupando todos los asientos? Así cuando tú llegas cargado con tus maletas, no te dejan ni sentarte ni nada.. porque como los jóvenes no se cansan.... No te jode!!

jaivan dijo...

¿Y que me decis de los que para pasar la mañana calentita van al banco y están una hora preguntando chorradas al bancario y tu detrás esperando con una prisa del copón, para que te firmen un papel en 0 coma y largarte y te acabas enterando de los millones que tiene, de la pensión que cobra, del sueldo de sus hijos, nietos,...?

QUE SE VAYAN AL HOGAR 3ª EDAD!!!!!!!

Gordilla dijo...

Ya les veréis en las próximas fiestas de nuestro querido patrón, engullendo todo lo que pillen en el convite, y lo que no puedan engullir, llevándoselo a casa, y allí estarán los primeritos para pillar paella, no vaya a ser que se acabe.
Supongo que de mi abuela ya habréis oido historias, y la idea del abuelicidio "casi" se me ha pasado por la cabeza, o al menos, eso creía ella.